El testigo indicó dónde vio el auto de Troncoso y la mochila de Melina Briz en la tarde del 10 de febrero. Se midieron distancias.
En la mañana de ayer se llevó a cabo una diligencia en el lugar donde supuestamente habría sido asesinada Melina Briz. En el descampado, a la vera de la ruta que une las localidades de San Agustín y Mechongué, donde el testigo (un vecino del lugar) vio el automóvil de Troncoso y donde cuatro días más tarde apareció el cadáver de Melina.
La abogada defensora de la familia Briz, Adelina Martorella, expresó que las dirigencias tenían que ver con determinar la distancia existente entre el lugar que fue hallada la mochila de Melina y el sitio donde se vio el automóvil Wolkswagen Gol, color gris, de Ariel Troncoso. Vale recordar que Troncoso fue quien en un primer momento se halló imputado en la causa y que luego por acción de la Sala II de la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata la causa volvió a foja cero por supuestas irregularidades en la investigación.
Esta acción estuvo a cargo del Cuerpo de Ayuda de Instrucción de la Fiscalía que conduce el doctor Mariano Moyano con la colaboración del testigo que el viernes 10 de febrero, en horas de la tarde, habría pasado por el lugar en momentos en que se hallaban la víctima y su ex novio, Ariel Troncoso.
Martorella comentó que “Moyano dispuso la presencia de instructores judiciales de la ciudad de Mar del Plata, otras las iba a hacer él en forma personal, y algunas con la doctora Juliana Erreguerena de la Fiscalía Descentralizada local”.
“Sin entorpecer la causa”
Por su parte, la doctora Romina Merino (defensora de Troncoso junto a César Sivo) consideró que “es un lugar donde hay abundante vegetación, lo propio de una zona descampada. El testigo vio un vehículo gol en las inmediaciones de determinadas características”.
Sobre si era el auto de Troncoso el que identificó el testigo, la letrada entendió que “relativamente aunque no lo voy a adelantar porque será cuestión de valoración probatoria. Pero ha dado versiones diferentes sobre la caracterización del vehiculo aunque habrá que ver la credibilidad. Vehículos Gol gris hay varios así que el dato es relativo”.
Sobre la no presencia del reconocido doctor César Sivo en el sitio, su socia comentó que no se debía a ningún temor a alguna represalia por su ingerencia en el caso sino a que debía cumplir con otras dirigencias en la ciudad de Mar del Plata.
Sobre las acusaciones de la familia Briz sobre que la defensa de Troncoso está teniendo actitudes dilatorias y de entorpecer la causa, Merino apuntó que “no voy a emitir juicio de valor sobre ello. Pero nada que tenga que ver con la defensa en juicio de una persona que está imputada en un proceso penal y que haga a su derecho constitucional puede ser interpretado como un entorpecimiento de la investigación”.
Y aclaró que ”hacemos los planteos que por derecho entendemos que corresponde. No corresponde que nuestra actividad sea caracterizada de esa manera. La defensa tiene que ejercerse plenamente”.
Sin cadáver
A partir de la desafectación de todo lo investigado en la causa por una supuesta “coacción” sobre Troncoso la causa cambió de carátula y por ello hoy aunque el cuerpo de Melina esta en el Cementerio Municipal se investiga una “Averiguación de paradero”.
Sobre la no presencia del cadáver en la causa, Merino interpretó que se deben diferenciar mundos de análisis: “el mundo de la realidad de las cosas donde los cuerpos son tangibles como el de Melina y otro es el mundo jurídico, procesal específico, donde determinadas cosas por haberse incorporado mediante mecanismo no debidos en violación de garantías constitucionales quedan excluidos y no se pueden utilizar. El cuerpo existe pero no puede ser prueba en un proceso penal porque ingresó en una forma no debida que viola las garantías constitucionales. La cámara anuló naturalmente el hallazgo sino es algo que queda en saco roto si se anula el procedimiento y no se anula el hallazgo”.
Por último, reconoció que hubo un pedido al fiscal Moyano para que ponga “paños fríos” porque entendieron de “la susceptibilidad que genera este caso en la comunidad de Balcarce. Nosotros hacemos nuestro trabajo y no es correcto que se nos ataque por hacerlo”.