Esta mañana durante una conferencia de prensa se dio a conocer el estado del Centro de Día “Arco Iris” a un mes de comenzada la intervención que rige sobre la institución. Estuvieron presentes el director de Discapacidad, Marcelo Requena; el interventor, Alberto Fioriti y la coordinadora de actividades de la entidad, Valeria López.

Requena indicó que el motivo de la convocatoria a los medios era abrir las puertas de la institución a los medios y de esa manera a la comunidad. “Queremos que Arco Iris sea de puertas abiertas en esta transición normalizadora que tendrá como objetivo ordenar el funcionamiento del centro de día”, expresó el funcionario.

Asimismo, Requena recordó que en su momento hubo algún inconveniente con los salarios aunque no fue por no liquidar los salarios sino por algún retraso en el pago de la obra social Ioma. “Eso está normalizado y este mes se ha logrado liquidar los sueldos con anticipación para que pudieran cobrar en tiempo y forma. Con respecto a las becas ayer hicimos algunas gestiones para cobrar porque habían quedado sin efecto al no presentar los balances”, manifestó el titular de Discapacidad.

Por su parte, Fioriti indicó que tiene una muy buena impresión de cómo está la entidad a la vez que reconoció el acompañamiento que encontró tanto del personal como de los padres de los asistentes.

El interventor comentó que la primera actividad que se inició es una campaña de socios benefactores que será una importante ayuda. No quiso hablar sobre el pasado solo que aún resta que les acerquen documentación de la comisión directiva y que tienen toda la fuerza teniendo en cuenta el presente y el futuro.