En la jornada de ayer en la Sala Tomassi se realizó la 2ª Mesa de Trabajo Intersectorial referida a la “Atención Primaria de la Salud y Uso Problemático de Sustancias”. La misma estuvo convocada conjuntamente por el CPA de Balcarce y la Subsecretaría de Desarrollo Social del municipio.
Continuando con el trabajo iniciado el pasado 26 de junio durante el primer encuentro se apuntó a promover la participación comunitaria y la accesibilidad de la comunidad en el tratamiento de problemas sociales asociados a la atención primaria de la salud.
Las encargadas del Centro Provincial de Atención de las Adicciones (CPA) Natalia Vuotto y Florencia Pérez Massa y la subsecretaria de Desarrollo Social, Teresa Lloret, elaboraron un informe con las conclusiones del encuentro.
En el mismo se indica que dado que el uso problemático de sustancias es un problema de salud, se promovió un espacio de discusión que permita desarrollar en nuestra comunidad acciones de promoción y prevención.
Se partió de la premisa de que la comunidad debe ser el portavoz de necesidades, condiciones de vida y bienestar en general, por lo que no es posible abordar eficazmente problemáticas sociales, sin la participación activa y la articulación de distintos sectores y organizaciones de nuestra comunidad, ya que los mismos poseen un conocimiento vital de las necesidades y problemas existentes.
A partir de la dinámica de trabajo planteada, se identificaron tres problemáticas centrales que por su dimensión serán abordadas a través de proyectos de intervención comunitaria en los cuales participarán distintas organizaciones y servicios sociales. Ellas son: violencia familiar y social; consumo de alcohol y/o drogas por parte de jóvenes y ausentismo y vulnerabilidad en el ámbito educativo. Se enfatizó la idea de considerar el consumo indebido de sustancias como un emergente presente en todas las problemáticas analizadas.
Asistieron a la Mesa de Trabajo referentes de instituciones públicas vinculadas al área de la salud, minoridad, miembros del Concejo Deliberante, autoridades educativas, servicios sociales e instituciones religiosas.
El eje de trabajo se centró en desarrollar una política pública preventiva en todo el territorio de Balcarce, partiendo de acuerdos que permitan construir un proyecto común entre todas las organizaciones y servicios sociales involucrados.
Se acordó entre los asistentes continuar trabajando en el diseño de proyectos a partir de problemáticas comunes.
Con gran expectativa todos los asistentes expresaron su compromiso de sumar esfuerzos para trabajar desde sus lugares con una mirada que priorice la prevención y promoción de la salud, diferente a la modalidad tradicional de trabajo centrada en la atención secundaria, es decir, el tratamiento de los problemas, una vez que éstos se presentan.
Por otro lado, se subrayó la importancia de articular acciones entre las distintas organizaciones, evitando la superposición y maximizando los resultados de las mismas.