Dentro del marco de actividades de invierno, se realizó una acción militante que contó con la proyección de cine infantil (en este caso del film Shrek 3), acompañada de pochoclos, chocolatada y galletitas. La jornada fue organizada por la Juventud Peronista Buenos Aires La Cámpora, conjuntamente con Juventud por Balcarce, y contó con la presencia de más de 100 chicos.

Los militantes balcarceños organizaron esta proyección en el marco de las actividades desarrolladas en vacaciones de invierno, para recear a los niños,con el objetivo de convocar a la familia, compartir una tarde juntos, contener a los chicos, como así también, degustar pochoclos y merienda.

La multitudinaria tarde de cine, se realizó en la sociedad de fomento Gendarmería Nacional, ubicada en las calles 31 y 6 . Y se llevó acabo el miércoles 25 a las a las 14 horas.

El objetivo que une a estos militantes son los que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner remarca siempre a los jóvenes, que es el hecho de estar “Unidos, Organizados y Solidarios”, con la meta de crear una sociedad más justa y equitativa.

También estuvieron presentes colaborando y participando, los militantes, compañeros; concejales del Frente para la Victoria, Hugo Salciccia, Olga Colella, Gabriela Franganillo, Fernando Preves y Pablo Marucci.

Los integrantes de las organizaciones políticas agradecen a la Sociedad de Fomento por prestarles las instalaciones para desarrollar la proyección de cine infantil.

Cine para todos y todas

El barrio se llenaba de chicos que caminando o en bici se acercaban a las puertas de la popular Sociedad de Fomento Gendarmería Nacional y preguntaban por el cine, como así también por los pochoclos. Así fue que las seis filas de sillas se iban colmando de a poco y las expectativas de los compañeros de la JP La Cámpora y la Juventud por Balcarce.

Ni el frió y el viento pudieron contra la alegría, ya que con el transcurrir de pasadas las 14, 30 horas, eran más de 100 las sillas ocupadas, desplegadas por el enorme salónde fiestas del barrio.

A los pocos minutos comenzó la proyección, los niños, en silencio y con una sonrisa en la cara, haciendo honor a esa frase “los únicos privilegiados son los niños”, miraban atónitos la pantalla del proyector.

En el acontecer de los minutos ya antes de que termine la película, los compañeros de las dos organizaciones políticas pasaban caminando entre las sillas con bandejas repartiendo bolsitas con pochoclos. Mientras tanto otros llenaban las jarras de chocolate y los platos de galletitas, para repartir al final de la película. Todo transcurrió en una hermosa tarde de cine infantil, risas y hermandad.