Brasil comenzó a levantar las restricciones comerciales, permitiendo el ingreso ya de una decena de camiones con papas prefritas supercongeladas.
La novedad la transmitió anoche el propio intendente José Enrique Echeverría, en diálogo con El Diario, quien en los últimos días estuvo en permanente contacto con la secretaria de Comercio Exterior de Argentina, Beatriz Pagglieri, horas antes de que se venza el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Trabajo, la empresa y el gremio por el cual hasta mañana a las 22 unos 300 empleados estarán suspendidos con goce de sueldo al estar paralizada la producción en la planta de la ruta nacional 226.
Por otra parte, un cable de la agencia TELAM informó que el ingreso a Brasil de las papas fritas congeladas producidas en la Argentina quedó liberado.
La decisión le fue comunicada a la secretaría de Comercio Exterior de Argentina, a través de un correo enviado por las autoridades brasileñas.
La empresa de capitales canadienses acordó con sus trabajadores un plan de contingencia debido a los problemas que enfrentaba el envío del producto a Brasil, ya que por los inconvenientes sus depósitos ya acumulaban un stock de 18.000 toneladas.
MOVILIZACION

A todo esto, los empleados de McCain anunciaron que mañana se movilizarán por las calles de la ciudad. A las 10 se concentrarán en avenida Gonzales Chaves y 1 y avanzarán hasta el palacio comunal, donde harán entrega de un petitorio al jefe comunal.
Esto había sido resuelto antes de conocerse la liberación del ingreso de camiones al vecino país, por lo que la medida puede estar sujeta a modificaciones tras las novedades surgidas hace minutos