El ya ex árbitro Abel Melchor tuvo ayer en el clásico chacarero su último partido como juez de fútbol, por lo que antes de comenzar el partido fue saludado por sus colegas, además de recibir una plaqueta por parte del secretario general del Sindicato de Árbitros de la República Argentina (SAdRA), Ramón Vicentella.
De esta manera se terminó la carrera arbitral de uno de los referís más respetados por los equipos balcarceños y que supo tener una línea estricta pero no por eso rígida a la hora de impartir justicia en un encuentro de fútbol. Sus compañeros, ante la gran cantidad de público, bromeaban: “Toda esta gente te vino a ver”, le decían entre risas.