Es en relamo por la situación que atraviesa la empresa ante la veda a las exportaciones. El lunes es el día clave. Y el martes hay audiencia en la delegación del Ministerio de Trabajo
Gran parte del plantel de trabajadores de McCain junto con sus familiares y algunos contratistas se reunieron en la rotonda de El Cruce en donde acamparán y repartirán volantes a quienes circulen por allí hasta el martes próximo cuando tenga lugar una audiencia entre las partes en la delegación del Ministerio de Trabajo provincial.
Desde las 10 de ayer los empleados de la empresa canadiense fueron concentrándose en el lugar, con sus camperas con el logo de su fuente laboral. Así, se dividieron en sendos grupos que fueron entregando volantes que explicaban el reclamo a los eventuales conductores que pasaban por allí.
LA VOZ DE BALCARCE estuvo presente y pudo dialogar con uno de los delegados de los trabajadores, Walter Villarreal, que aclaró que lo que llevan a cabo “no es una medida de fuerza, acá se autoconvocó la gente y lo que hacemos nosotros como representantes de ellos es apoyar para no dejarlos solos. No nos olvidemos que no son solo las 700 familias que están involucradas directamente con McCain, acá está involucrado todo un pueblo, y Tandil, Mar del Plata y varios lugares de la provincia”.
“Convocamos a todos los contratistas que se quieran sumar que obviamente se van a sentir afectados si esto no se soluciona a la brevedad. Lo que se está buscando es que se haga eco en la autoridad que le corresponda. No se le echa la culpa a nadie. Simplemente queremos que esto le llegue a quien le tenga que llegar e intervenga quien tenga que intervenir”, explicó.
Incertidumbre
Villarreal contó además que “anoche (por el viernes) se comunicó el intendente (José Enrique Echeverría) conmigo, personalmente, y el sostiene, y es la misma información que manejo yo, que se habían levantado las trabas a las exportaciones con Brasil. Pero como la información es muy confusa, igual creo en la palabra que me da la máxima autoridad de la comuna”.
Sin embargo, el delegado expresó que “desde la empresa es todo lo contrario. Mantuvimos una reunión con ellos y dicen que ven una perspectiva totalmente distinta. Nos dijeron que ya habían tomado la decisión de mandar las cartas documento al personal para que se tome las vacaciones forzadas”.
Villarreal hizo saber que lo que más inquietud genera es la incertidumbre: “No creo que sea sano jugar con la incertidumbre de la gente. Esto es muy confuso. Imagino que se va a solucionar. Yo soy optimista. Pero igual debemos acompañar el reclamo de los chicos porque se está buscando una solución”.
Respecto de la continuidad del acampe, indicó que “en principio vamos a estar mañana (por hoy) y todo lo que se pueda. Nos vamos a organizar para la marcha del martes. A las 14 de ese día tenemos una audiencia en la delegación del Ministerio de Trabajo. Hoy vamos a debatir como haremos la marcha. En principio nos vamos a quedar hasta el martes acá”.
Finalmente, sostuvo que no cree viable que algún responsable de la empresa a nivel local se acerque a El Cruce: “Ayer (por el viernes) les trasladé a los directivos en la reunión lo que pedía la gente, que era que algún directivo se acerque a dar una explicación. Pero nos dijeron que no, quizá se escape a ellos. Es entendible”