Casi en forma simultánea que se perpetraba el asalto a la familia Cutruzzola otra vivienda de la ciudad también era visitada por malvivientes en momentos que sus moradores se encontraban descansando.

Se trata de un intento de robo en una vivienda ubicada en la intersección de las calles 55 y avenida Suipacha, propiedad de la familia Poza.

El comisario Martín Luna dio a conocer que en la oportunidad ingresaron delincuentes violentando una ventana y que escaparon del lugar aparentemente segundos después teniendo en cuenta que se activó la alarma.

Anoche se evaluaba si tras acceder a la finca, los ladrones habían sustraído algún objeto de valor, ya que generaron desorden en distintas dependencias.