Al cumplirse un año de la muerte del joven Federico Taja (recibió un disparo mortal efectuado por un efectivo policial durante un procedimiento), familiares y amigos lo recordaron. Se sumaron integrantes del colectivo ECA, quienes pintaron un mural en la esquina norte de las calles 9 y 16, a pocos metros de donde ocurrió el trágico episodio.
“’Fede’ debe estar mirando desde arriba”, dijo visiblemente emocionado “Puchi”, su hermano, quien estuvo acompañado por su hermana Lucía y sus padres Omar y Blanca Diorio.
“Desde hace un año cambió nuestra vida. Nada es como antes. Esperamos que se haga Justicia para que ‘Fede’ descanse en paz”, dijo “Puchi”.
Su hermana Lucía, luego, señaló que “no tengo palabras sino miles de sentimientos mezclados en mi cabeza que salen del corazón y una gran incapacidad para analizarlos y transmitirles a ustedes que siento por estos días”.
En la tarde del 24 de junio de 2011, el agente Waldemar Cha-zarreta le efectuó un disparo con su arma reglamentaria a Federico, durante un procedimiento concretado en la calle 9, entre Gonzales Chaves y 16.
El uniformado formaba parte de una comisión policial de la DDI Mar del Plata, que realizó una tarea de inteligencia en una casa de calle 5 bis, entre 2 y 4, vinculada con la comercialización de estupefacientes. Alrededor de las 17 de aquel día, a bordo de un automóvil Peugeot 505 arribó al lugar el joven Taja. Este descendió y a los pocos minutos se alejó. Los policías, de acuerdo al protocolo de procedimiento, lo siguieron a bordo de dos vehículos no identificables y lo interceptaron a metros de la avenida Gonzales Chaves, sobre calle 9.
En esa circunstancia, Cha-zarreta descendió de un VW Gol y mientras Taja se encontraba dentro de su vehículo, recibió un disparo mortal que le entró a la altura de la axila izquierda por parte del uniformado, que tenía el arma calibre 9 milímetros martillada y sin seguro.
Actualmente el imputado se encuentra gozando el beneficio del arresto domiciliario a la espera del juicio oral que tendrá lugar los días 11, 12 y 13 de diciembre en los tribunales marplatenses.