En un confuso episodio un efectivo de la policía resultó herido y un móvil terminó con importantes daños causados por un grupo de jóvenes que al paso de los uniformados comenzó a arrojar una andanada de piedras contra ellos.
El hecho tuvo lugar en las últimas horas de la tarde de ayer en calles 49 y 22 bis por donde transitaba un móvil policial que, sin motivo alguno, fue ‘acribillado’ a piedrazos por los jóvenes que se hallaban en las inmediaciones. Al lugar se acercó personal motorizado que también resultó víctima de la violenta actitud.
Uno de los efectivos sufrió una herida en el rostro que motivó su inmediato traslado al hospital donde recibió las atenciones de rigor, en tanto el vehículo de los servidores públicos sufrió rotura de vidrios y abolladuras en gran parte de su estructura.
La agresividad puesta de manifiesto por los sujetos hizo que los efectivos de la policía optaran por alejarse del lugar para evitar que la situación se desmadrara.