Adelanto de informeseprimero.com.ar

Mayúscula fue la sorpresa cuando el médico pediatra Julio Barragán y su mujer arribaron a su casa ayer, pasadas las 15,30 en calle 20 y 29. Media hora antes habían salido para llevar a un familiar hasta la estación de ómnibus.

Sus movimientos seguramente habían sido seguidos de cerca por dos individuos que aprovecharon el alejamiento de los dueños de casa para ingresar a la misma.

Lo hicieron forzando una puerta trasera que da a un patio. Una vez adentro provocaron un descomunal desorden en las habitaciones.

En momentos en que estaban en pleno “trabajo” los sorprendió la llegada de sus moradores por lo que rápidamente emprendieron la huida.

Ante la atónita mirada de Barragán y su mujer, que habían estacionado el vehículo frente al garage, ambos delincuentes saltaron desde lo alto del techo a la vía pública y emprendieron una veloz escapada.